Llegaste a mi vida de sorpresa, de la nada. Es sorprendente como conectamos, como sin darnos cuentas vemos que  el  tiempo pasa. Por años dialogamos teniendo nuestras altas y bajas, en cambio, siempre terminamos encontrándonos. No entiendo el por qué amigo, no se cual sea tu motivo en mi vida. Sin negar que  me gusta tu compañía. Aunque, confieso, y lo sabes, que  en ocasiones soñaba  con que fuéramos algo más.  ya que nada podía suceder , cogí mis cosas y arranque la marcha. Pero luego de tanto tiempo, nos encontramos de nuevo. Como siempre,  tierno, cariñoso, especial y nunca cambias, sigues igual. Siendo el mismo que alguna vez deje atrás.

Decidí  darme la oportunidad, ya que el cariño que sentía, se convirtió en amistad. Como tú querías.  Así fue, capte  que me confundí, el sentimiento de amistad, por uno de ternura y afecto. Con el tiempo te fui viendo como un buen amigo, en el que puedo relajar y en momentos hasta molestar.  Con un poco de miedo, podía confiar.

Hoy, sin duda alguna te considero uno de mis mejores amigos, en el cual puedo confiar, no tanto pero ahí vamos.  Paso a paso, ya que después de años, hace poco realmente te conocí, en persona eso es lo que me refiero.  Confirme aun más,  lo que eres para mí. Una persona honesta, sin malicia, la que no espera nada de mí,  solo cariño y una amistad. Cariño de hermanos, de amigos, que mas puedo esperar. Siempre quise tener un amigo así. Tal y como eres tú, un chico con el que puedo conversar, sin tener nada en especial solo una hermosa amistad.

Advertisements