¿Alguna vez has hecho hasta lo imposible  por una persona?, solo para que se dé cuenta de que existes, solo para que te diga un hola.  ¿Alguna vez  te ha pasado? Pues no lo sé, pero es lo que estoy viviendo, por lo que estoy pasando.  Hago lo imposible por alguien, para que me vea, para quien sepa que existo, que no solo lo quiero como amigo, pero le vale poco lo que pienso. Si supiera que muero por verlo, por estar junto a él,  compartir, reír, molestarnos mutuamente como en ocasiones hacemos. Sin embargo, no me ve de esa manera, solo soy una amiga más en su mundo, a la cual puede conversarle de varias cosas pero no de lo que deseo.  No con las mismas ansias que yo, solo me conversa de vez en cuando solo eso.

Consiente estoy de que por lo menos me habla, aunque  solo cuando yo lo busco. Porque ni siquiera es capaz de hablarme cuando me ve. Sin embargo deseo que sea más las veces que me hable, que me busque.  Que se dé cuenta, que abra los ojos, se fije de que alguien lo quiere,  no como el comenta con tristeza.  Que vea que  tiene un amor secreto, que cada vez lo ve y suele morir de celosos, de ansias, de tristezas, de tantas cosas que no sé, no sé qué hacer. Si solo se diera cuenta de que estoy aquí, que siempre lo he estado. Que aunque me marcho, regreso.

Viviendo apenada, sabiendo  que no soy esa chica perfecta, esa chica modelo con la que sueñas, con la que se muere por robarle un beso, por la que se siente destrozando porque no es de él. Aquella chica que tanto en sus sueños vive, a la que en ocasiones me cuenta lo hermosa y encantadora que  es. Saber que  solo soy una amiga más. Entender  que nunca tendré la fortuna de sus besos.  Pero aun así me he quedado junto a él, aunque el mundo gire al revés,  aquí estaré a su lado cuidando de él. Aunque duela aceptarlo  nunca seré esa mujer que le roba el sueño, sino la que lo cuida de todo mal. Porque mi cuento de hadas nunca se ara realidad.

Advertisements