Si tu amigo te deja, no llores, porque no te supo querer. Pero por si alguna de estas sientes que una lagrima corre por tu megilla dejala correr, esta es la prueba de que tu si le supiste querer…


Advertisements